Enfoque económico de las Entidades sin fines lucrativos

La estructura económica y social de un país está instrumentalizada en organizaciones que persiguen una finalidad. Como señala Amatai Etzioni (1979) : «Las organizaciones son unidades sociales que persiguen fines específicos: su misma razón de ser es el servicio de estos fines». Las ESFL también persiguen una finalidad, pero a diferencia del resto de entidades, la ausencia de lucro es el rasgo común que las hace diferentes.

El arranque del sector no lucrativo fue en la industria hospitalaria

Un poco de historia: Henry Hansmann, profesor de derecho de Yale Law School en su libro Economic Theories of Nonprofit Organization nos adelanta que el arranque del sector no lucrativo fue notable a partir de los años 60 y el cambio fue más visible en la industria hospitalaria. Bastante razonable su argumentación si tenemos en cuenta que el protagonismo de las mismas comienza a dilucidarse en los períodos de las dos grandes guerras mundiales, en las cuales se fundaban instituciones de este tipo para asistir a las víctimas. Un ejemplo claro de ello lo tenemos en un de las organizaciones más antiguas en Europa, la Oxford Committe for Famine Relief (OXFAM) fundada en 1942 surgida para socorrer a la población griega víctima de la hambruna.

Teorías económicas

Según Henry Hansmann, la primera teoría económica general del papel de las organización no lucrativas fue ofrecida por Burton A. Weisbrod (1975). Mencionar también que las principales teorías económicas que inspiran a Weisbrod en sus argumentos son:

  • Teoría de los clubes de Buchanan (1965)
  • Teorema de Coase (1960) 
  • La teoría de la lógica de la acción colectiva (1965) de Mancur Olson.

Las causas económicas que provocan el desarrollo de las ESFL vienen inexorablemente de la mano de la modernización y del desarrollo económico, entendiéndose su acción como herramientas y mecanismos organizativos que buscan equilibrar las desigualdades que el sistema provoca. Las ESFL tratan de dar respuesta a circunstancias dispares dentro de una economía de mercado tales como los fallos del mercado, las asimetrías de información, los costes de transacción o los grupos de interés.

El altruismo de Ernst Fehr (1956), puede ser otra de las causas motivantes de la evolución de las ESFL. Introduce variables cualitativas que interrelaciona con la teoría económica y la disciplina de la psicología social, buscando comprender matemáticamente el grado de cooperación de las organizaciones. 

La economía experimental desarrolla modelos de comportamiento humano en ámbitos económicos

La economía experimental es una herramienta de la economía del comportamiento que tiene como objetivo el desarrollo de modelos teóricos del comportamiento humano en ámbitos económicos y sus consecuencias para el funcionamiento de los mercados y las instituciones. Podemos descubrir varios mecanismos del mercado que nos pueden ayudar a introducir las preferencias sociales como medida de comprensión de fenómenos sociales. Enmarcados en la teoría de juegos mencionar:

  • Juego del dictador
  • Juego del ultimátum
  • Juegos de confianza
  • Juegos de bienes públicos

Esto es precisamente lo que hace Fehr, combina los métodos experimentales con la teoría de juegos para determinar las preferencias sociales de las conductas humanas. Estos modelos simulan nuestros comportamientos y relaciones con los demás, es decir, como redunda nuestro bienestar individual a favor del colectivo, del bienestar ajeno.

Como menciona Antonio Ariño Villaroya (2004) de Boltanski (2000): “[…] para entender adecuadamente la sociedad se requiere el reconocimiento de la existencia de distintos regímenes de acción, uno de los cuales es el del amor o del ágape, que se manifiesta por la gratuidad y por la renuncia al cálculo”.

Autor: Pedro Santana Torres

Una respuesta a “Enfoque económico de las Entidades sin fines lucrativos”

  1. Es curioso ver que los grandes proyectos que aportan cambios sociales significativos vengan con ocasión de las grandes crisis. Parece que somos incapaces de hacer progreso sin crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *